En la reserva de Rio Secreto podemos encontrar varias especies de serpientes y culebras, especialmente en la selva en donde es más probable verlas, en la cueva no tanto, por lo general muchas serpientes no se introducen en las cuevas salvo un caso especial y que merece que lo mencionemos: En el sur de Quintana Roo en laguna Kantemó, una población de serpientes ratoneras manchadas Elaphe flavirufa (no son venenosas) aprendió a obtener su alimento colgando del techo de la cueva a modo de estalactitas cazadoras de murciélagos.

Las víboras ratoneras de la reserva Río Secreto, no muestran ganas de aprender de sus parientes de la cueva de las serpientes colgantes de la laguna Kantemó por lo que no se observan en el interior de ninguna parte de la cueva. Existen más de 100 especies de víboras en la Península de Yucatán y de todas esas, sólo 5 especies son venenosas. Son vistas en raras ocasiones, por lo general son ariscas, evitan el contacto con los seres humanos y no atacan si no se les provoca.

Una medida de precaución cuando se camina en lugares con mucha vegetación y sin una brecha definida, es pisar haciendo ruido y a una velocidad lenta para dar tiempo a la víbora a que huya en caso de encontrarse una descansando en medio de nuestro camino.

Jerónimo Avilés Olguín

Jerónimo Avilés Olguín

Naturalista. Su equipo ha descrito ocho humanos de la Era del Hielo, dos géneros nuevos de especies extintas, el perezoso gigante cabeza de huevo Xibalbaonyx oviceps, el pecarí pigmeo Muknalia minima, y los biotemas más grandes del mundo llamados Hells Bells...