Estos peluditos con caras que solo una madre puede amar, son los mamíferos más interesantes del mundo y muy probablemente uno de los más benéficos para el planeta y todos los que lo habitamos, especialmente los que disfrutamos las zonas con árboles que proveen de oxígeno, sombra, flores y frutos. Y si bebes tequila ¡Brinda por ellos!, son responsables de tu margarita cargada. Gracias a ellos cientos de especies de plantas de importancia económica para los humanos son polinizadas, también cientos de plantas dependen de ellos (frugívoros) para que coman sus frutos y dispersen sus semillas a través del guano por cientos kilómetros a la redonda. Algunas de las plantas a las que los murciélagos ayudan son el plátano, el aguacate y el agave.

Los insectívoros (que comen insectos) son unas máquinas come plagas sin generar ningún tipo de desecho tóxico y generan un valor económico de control de plagas valuado en más de 3.5 mil millones de dólares por año, tan solo en E.U.A.

Desafortunadamente, a estos voladores se les ha hecho mala fama no merecida y a continuación desmentiremos algunos de los muchos mitos alrededor de ellos:  No atacan, no pican, no muerden, no son venenosos y especialmente no quieren hacer un nido en tu cabeza con tu pelo, je, je, ¿En serio hay gente que cree esto del nido? No quieren chuparte la sangre. Las 3 especies que se alimentan de sangre, se alimentan de la sangre del ganado, y lo hacen de una manera comparable con los mosquitos. Lamen las heridas de sus “víctimas” el equivalente a una cucharada de sangre, y su saliva tiene una enzima anticoagulante que mantiene el flujo de sangre. Esa enzima, que se está utilizando para desarrollar un medicamento anticoagulante, se llama: draculina.

No son ciegos, al contrario, ven mejor que nadie en la oscuridad gracias a su sistema altamente sofisticado de ecolocación.

Por esto y más, los murciélagos son piezas claves en nuestro ecosistema, cuidemos de ellos.

 

Río Secreto

Río Secreto

Reserva Natural es un sistema de cuevas semi-inundadas, un río subterráneo de extraordinaria belleza.